27 abr. 2007

Entre el amor y el arte: Niki de Saint Phalle y Jean Tinguely

El CAAM acoge hasta el día 24 de junio una interesante muestra con más de 300 obras de una de las parejas más conocidas del mundo del arte, la formada por Niki de Saint Phalle y Jean Tinguely. Su intensa relación, tanto profesional como afectiva, se recoge en la muestra. Fueron una pareja singular que a nivel individual desarrollaron un estilo propio pero como pareja profesional alcanzaron también un relevante lugar en el panorama artístico internacional, basado en la constante retroalimentación entre ambos.

Las obras de Saint Phalle, llenas de lirismo y feminidad, frente a las estructuras móviles y descuidadas de Tinguely, terminan por configurar una obra conjunta llena de poesía y de pragmatismo en la que se podría decir que ella desarrolla las ideas y él crea la puesta en escena.

En la muestra se pueden contemplar obras emblemáticas, como las series Los Filósofos. Fuente de la muerte y Metamecanic de Jean Tinguely, y las Nana y Biglady de Niki de Saint Phalle.

Niki de Saint Phalle (1930-2002) y Jean Tinguely (1925-1991) empiezan a vivir juntos en París, en 1960.Desde el principio, la relación entre ambos está marcada por sus colaboraciones artísticas. Trabajan juntos en algunos proyectos, inspirándose y aprendiendo mutuamente. Jean ayuda a Niki a crear una serie de relieves, mientras que ella le anima a añadir plumas y otros materiales coloridos a sus esculturas de hierro.La pareja de artistas llevan a cabo complejos artísticos en los que Jean asume el papel del arquitecto de los sueños de Niki.

A partir de 1969, Niki y Jean comienzan a trabajar en su Cyclop, una enorme escultura con forma de cabeza, en el bosque de Milly-la-Foret; les ayudan Bernhard Luginbuhl y otros amigos artistas. De hecho, la cabeza es la principal obra en la que ambos artistas colaboran; Niki de Saint Phalle concluye la escultura tras la muerte de Tinguely.

La colaboración entre Niki y Jean es única en muchos sentidos. Durante más de treinta años la pareja crea obras de arte conjuntas, pero a la vez manteniendo su independencia.