2 jun. 2007

Calavera con diamantes

Por el amor de Dios es una obra presentada por Damien Hirst en su última exposición y esta valorada nada menos que en 72 millones de euros.

Hirst, siente una fascinación extraña por las calaveras que queda patente en su colección particular de arte compuesta entre otras obras por una serie de esqueletos de cabezas del artista surafricano Steven Gregory.

Pero Damien Hirst, ha ido más allá creando una calavera en platino incrustada con 8.601 diamantes perfectamente cortados y pulidos. La realización de la obra asciende a la friolera cifra de 20 millones de euros, pero el precio de venta asciende a los 72 millones. Probablemente estamos hablando de la obra más cara de un artista vivo.

La calavera se inspira en una pieza azteca conservada en el British Museum. Museo donde a Hirst le gustaría ver expuesta su Por el amor de Dios. Y es que la obra es real. El cráneo perteneció a un varón de 35 años que vivió en Europa entre 1720 y 1810. Y los diamantes según afirma el propio Hirst se consiguieron a través de joyeros londinenses. La idea que pretende reflejar es la fugacidad de la vida a la vez que la victoria sobre la muerte.

Las nuevas obras de Hirst están repartidas en las dos sedes de la galería White Cube (Londres) y se mostrarán hasta el 7 de julio.


1 comentario :

Pilar dijo...

George Michael se plantea comprar, junto a su novio, el modelo Kenny Goss, la calavera de platino y 8601 diamantes. Estarían dispuestos a pagar 100 millones de dólares.