31 may. 2008

Duane Hanson y el sueño americano

Duane Hanson (1925-1996) fue un escultor americano conocido por el hiperrealismo de sus obras, llegando a ser conocido como ‘el pionero del hiperrealismo en la escultura’. En España, hasta el momento ha sido casi un total desconocido, pero ahora el centro de Arte Canal de Madrid le dedica una gran retrospectiva hasta el 24 de Agosto, acogiendo por primera vez en España 22 esculturas bajo el título de ‘Esculturas del sueño americano’ – ‘American Beauty’. Personajes que reflejan la pesadilla que llegó a ser el sueño americano, y cómo muchos se quedaron en el camino de ese sueño.










En sus esculturas, el protagonista es la persona. Corpulentos personajes que aluden a la estética (a la par que crítica) bondad del sueño americano en la salud. Para ello Hanson no muestra millonarios o vagabundos, sino que se centra en el estándar de la clase media, de la clase anónima y trabajadora del país, en la clase donde recae todo el peso del país. Peso que provoca frustración, cansancio, apatía, dolor y desilusión por pertenecer al grupo ‘perdedor’, al grupo que no ha podido cumplir el sueño americano, el sueño dorado de la abundancia y el bienestar, el sueño del éxito social o económico. Pero acaba mostrando estereotipos de la sociedad americana de los años 70 a los 90, figuras en comunes actitudes: la limpiadora, el vigilante, un vendedor de coches, etc.

Sus obras provocan extrañeza debido al grado de hiperrealismo que poseen, además la gran mayoría están realizadas a tamaño real sobre modelos al natural, utilizando el vaciado en escayola, para posteriormente ser moldeadas en fibra de vidrio, polivinilo, bronce o resina epoxi y pintadas a mano.










Una pregunta que se suele hacer a las obras de Hanson, ¿qué diferencia hay entre estas esculturas y las figuras de un museo de cera? La respuesta, advierte la comisaria, María Espinosa, es fácil: a Hanson le interesa por encima de todo la psicología humana. Por eso retrató tan fielmente la idiosincrasia americana. Al igual que hizo Sam Mendes en su genial «American Beauty», un retrato no exento de ácida ironía.

Hoy su cotización ronda los 450.000 euros por escultura. Está presente en colecciones como la Saatchi, el Museo Ludwig de Colonia o el Whitney Museum de Nueva York y ha influido en una generación de célebres artistas como Ron Muek o los hermanos Chapman.


No hay comentarios :