30 oct. 2010

En qué consiste el comisariado de exposiciones

Hace unos días La2 en su programa 'Los oficios de la cultura' volvió a emitir un reportaje del año 2009 sobre el comisariado de exposiciones, de la mano de Eduardo Hurtado nos adentramos en el MUSAC donde conocemos a Tania Pardo -la comisaria del Laboratorio 987- que nos presenta su trabajo y todas las gestiones que conlleva el comisariado de exposiciones. El vídeo además ofrece una mirada transversal al mostrar las relaciones entre el comisario y los diferentes departamentos del museo, como el de registro, el de educación o el de prensa.




Algunos de los links que aparecen a lo largo del vídeo sobre comisariado internacional:

http://www.iscp-nyc.org/
http://www.bard.edu/ccs/
http://www.gold.ac.uk/
http://www.transartists.nl/
http://sebuscacurator.org/

12 comentarios :

Adrián Hiebra dijo...

Claro, conciso, muy eficaz a nivel divulgativo, pero ¿dónde queda el componente crítico?

Treinta minutos hablando de cuestiones prácticas: mecánica de trabajo, embalaje, documentación, montaje, difusión... ¿Con qué fin? ¿Cuál es la diferencia entre una institución artística muy profesional, como el MUSAC, y una multinacional igualmente bien organizada, como IKEA?

¿Es lo mismo organizar una exposición de arte contemporáneo que vender cocinas? Viendo el vídeo parece que la tarea curatorial consiste, simplemente, en tener unos conocimientos básicos, estar a la última y conocer al dedillo ciertos procedimientos técnicos.

El aspecto conceptual lo abordan de soslayo, con una retórica preñada de generalidades. Una pena, daba para mucho más.

Pilar dijo...

@Adrián. El problema del comisariado es...hasta donde punto me involucró, hasta donde no, muestro lo que me dice la obra personalmente o busco el punto en que el público entienda la obra, hasta donde sí y hasta donde no. El comisario es un centro para cien personas alrededor de una exposición, incluidas los artistas. ¿Cómo contentar a todos y a sí mismo? Si estás en un museo público, tienes que 'cumplir' (desgraciadamente aún hoy), no puedes mostrar obras muy radicales, eso no, que sino no se entenderá... Hasta qué punto ser crítico o ser el comisario poeta del qué tú hablas en tu post #1

El vídeo es divulgativo, pero por ello no lo voy a desacreditar, es un enfoque posible de esa labor, mostrar qué hace un comisario. Personas ajenas al sector me comentaron que les sirvió para ver la complejidad de esta figura y que decir 'comisario' no suene extraterrestre!

Ser comisario implica demasiadas cosas, pero quien te categoriza como tal? un curso? una exposición? puede que sepas y tengas el discurso para una exposición sobre El Greco pero no para una de videoarte, conocer todo es imposible, pero lo que me parece interesante de este vídeo es mostrar esa capacidad de cercanía, de no poner un comisario con un halo divino, sino como una persona que permite que el discurso llegue a la gente, ¿Cómo? a través del servicio educativo, de prensa, de los montadores, etc. Él tiene la exposición en la cabeza, y para que llegue al público ha de transmitirla a su equipo, por tanto, no ha de ser sólo el que tiene el discurso y escribe el catálogo, sino también el que gestiona, encarga, compara, analiza, diseña y hace cien cosas más necesarias para una exposición.

Adrián Hiebra dijo...

Estoy de acuerdo en casi todo, pero sigo preguntándote: ¿qué distingue a un buen museo de una buena tienda?

Si la tarea del comisario es conseguir "que el discurso llegue a la gente", ¿por qué no poner el acento en el discurso, en vez de en aspectos técnicos? La labor que el comisario lleva a cabo coordinando a los diferentes departamentos queda clara, pero creo que debemos exigirle también que asuma un compromiso crítico, ¿no? De lo contrario, pregunto de nuevo, ¿qué lo distingue de un decorador de interiores?

No me malinterpretes, el vídeo está muy bien en relación con la parte "práctica", pero hay un agujero teórico importante. La pregunta que tú misma haces (¿quién te conceptualiza como comisario?) es la correcta, y el reportaje no la responde.

Es más, hay otra pregunta importante que carece de respuesta: ¿cuándo podemos decir que una muestra está bien comisariada? Todos hemos visto exposiciones que, pese a estar muy bien organizadas, montadas, publicitadas y divulgadas, resultan absolutamente prescindibles. Y es que la parte estrictamente técnica es realmente secundaria... puro artificio... mercado... Diseñando un "producto bonito" no vas a competir con una multinacional, tienes que aportar capacidad crítica y estimular -que no contentar, en mi opinión- al público.

En resumen, la idea de que el comisario materializa y difunde una determinada exposición me parece bien, pero el tema es qué exposición elige y por qué razón. Si le damos a todos los planteamientos curatoriales el mismo valor, cualquiera con unas nociones básicas puede comisariar (como a veces se comprueba, tristemente)...

Pilar dijo...

@Adrián Hiebra. Hombre, una tienda no te aporta un disfrute y un conocimiento como una buena exposición, ¿no te parece?

El vídeo se centró en aspectos técnicos porque querían mostrar más el día a día del comisario, aunque obviamente sabemos que buena parte del tiempo la tendrá que dedicar a teorizar su discurso, pero quisieron hacer un vídeo más ameno!

Respecto a quien te categoriza como comisario, es una gran laguna, me refiero a qué nadie o todo el mundo te puede categorizar como tal, igual que un crítico de arte,si estás en una asociación de ellos, ¿eso te hace serlo? El vídeo da enlaces de educación en comisariado, para aquel afortunado que quiera invertir en esa formación, que no suele ser precisamente barata, y ha de ser en el extranjero. En fin...

En cuanto a tu cuestión de 'una muestra bien comisariada', es lo que dices, cuando se fusionan una coherente parte crítica y divulgativa y la técnica-museografía al cien por cien, tiene bastantes puntos de ser una buena muestra.

Pilar

Adrián Hiebra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pilar dijo...

@Adrián Hiebra. Evidentemente comparto tu escepticismo, no abundan las 'buenas exposiciones' ni sea el MUSAC, ni sea el MNCARS, ni sea el DA2, ni el CA2M, ni el CAC, ni el CGAC, ni ningún otro. Todas 'buenas' es casi imposible, es más, puede que para tí sean buenas y para mí no o viceversa. Por ejemplo, la de Juan Muñoz en el MNCARS casi me hace llorar de lo mal que lo pasé ante la grandiosa obra y la pésima exposición. Otros la han encumbrado como una de las mejores exposiciones del MNCARS, para gustos se hicieron los colores...

Sí, en el documental se habla del concepto 'exposición' no de 'una buena exposición', pero entiende que toda persona que trabaja en el museo pretende hacer 'una buena exposición' es una idea que se presupone, vamos, que no comienzan diciendo 'vamos a hacer una mala exposición'...

No confio, ya sabes, en los cursos de comisariado, pueden darte pistas, pero nada más, ¿tú cómo crees que una persona se hace comisario? ¿qué tiene que tener?

Una tienda es una tienda, donde compras. Un buen museo, es el que te permite aprender y disfrutar con el arte.

Bueno, obviamente si nos centramos en arte contemporáneo, y apelando a su dificultad (en ocasiones) discursivas, le acabamos echando la culpa, por tanto, a los artistas contemporáneos.

Siempre queda la esperanza de encontrar una buena exposición en un museo pequeño (sin tener un gran proyecto arquitectónico), con un buen profesional detrás que haya sabido comisariar y presentar a un artista contemporáneo aún más desconocido y difícil de entender. Un reto.

;)

AdrianH dijo...

Te contesto por partes, que a estas horas es más fácil ;P:

1. "Toda persona que trabaja en el museo pretende hacer una buena exposición". Después de haber visto ciertas exposiciones, sabes que esto es cuestionable... Ahora (más) en serio: el problema es que la idea de "buena exposición" de mucha gente es para romper a llorar. Ejemplo real Un comisario se va a pasar unos días a alguna gran ciudad europea, viene entusiasmado con algo que le llama la atención (he dicho bien, "algo", cualquier tontería que está de moda) y monta una muestra similar nada más regresar a España. Se esmera mucho pero le salen unos textos malísimos donde no dice nada (a lo mejor porque la obra que le encantó no decía nada) y apuesta por una selección de piezas que produce absoluta indiferencia... No discuto sus buenas intenciones, pero esto pasa cuando se "vende" esa idea de que hacer una exposición es como montar el escaparate de una boutique... "Este vestido me gusta, este no, este otro queda bien al lado del rojo..."

Resumiendo: el documental no habla de una "buena exposición" por la sencilla razón de que casi nadie sabe qué es eso (yo no he visto a mucha gente mojarse al respecto, por cierto).

2. "¿Cómo crees que una persona se hace comisario?" Como buen gallego, te contestaré con una pregunta: ¿cómo crees que una persona se hace filósofo? Estudiando en la universidad no, desde luego.

3. "Una tienda es una tienda, donde compras. Un buen museo, es el que te permite aprender y disfrutar con el arte." Ufff. Me estoy acordando del documental que colgaste en tu blog hace unos meses sobre la burbuja del arte contemporáneo... Si algo sobra en los museos es mercado...

Por otra parte, hablas de "aprender y disfrutar con el arte":
Poner el acento en el arte es complicado, habría que empezar por definir qué es el arte actualmente... y no tengo claro que esté lejos de las tiendas y cerca de los museos.
En cuanto a lo de aprender, ok, pero... ¿aprender qué? Porque el discurso de muchos artistas es para echarse a temblar. Por otra parte, creo que el museo debería tender a generar debate, no a adoctrinar.
Y en relación con lo de disfrutar... Si utilizas ese criterio, cierras el 99% de instituciones artísticas mañana, porque si hay alguna certeza para la amplia mayoría de los visitantes de los grandes centros de arte contemporáneo es que se aburren soberanamente en ellos. En ese sentido, Youtube, por ejemplo, sin comisarios de por medio, cumple mucho mejor, ¿no crees?

Buenas noches!

Pilar dijo...

@AdrianH.

1. Se entiende, (o quiero entender) que cualquier persona que trabaja en el departamento de exposiciones de un museo pretende hacer bien su trabajo, y si no es así, debería serlo. El caso que pones es de snob.. Pero volviendo al tema de una buena exposición, es muy de gustos, a mí me puede parecer malísima, al propio comisario y su madre excelentes, a un colega indiferente...jamás una exposición será considerada una buena exposición por parte de la totalidad, no crees?

2. Ya, ya, desde luego, en una universidad no te enseñan a ser comisario, y ni siquiera un curso de comisario te hace tal, creo que es un cúmulo de conocimiento teórico, experiencia museográfica y por supuesto museológica, saber hacer, mostrar un discurso propio y de calidad comprensible para el público!

3. Aquel documental es un hit ;)

Tienes una visión negativa del arte o sólo me lo parece? :) Para mí la gente que visita un centro de arte contemporáneo, no es que se aburra, es que o el discurso no les ha tenido en cuenta o el público tampoco ha hecho gran interés en entender la exposición. Cierto es que hay obras-exposiciones que son una auténtica tomadura de pelo, y lo digo desde mi visión como historiadora del arte. Por ello, y teniendo en cuenta la dificultad del arte actualmente, se necesita un esfuerzo por parte de todos, empezando por alejarnos de la idea de arte descriptivo de siglos atrás...

No soy fanática de Youtube, sorry...

A ver si alguien más se anima a debatir sobre comisarios! :)

AdrianH dijo...

¿Visión negativa del arte? En absoluto, pero sí tengo una visión muy negativa del circo mercantil-mediático que lo rodea...

Fíjate, los teóricos más honestos, intelectualmente hablando, son prácticamente ignorados, mientras se idolatra a cualquiera nombrado a dedo en tal o cual institución, independientemente de su valía. Seré un tío raro, pero no me sale callarme. Hay grandes profesionales a la sombra de auténticos trepas, y hay que decirlo así, porque ocultarlo es engañar a la gente. Podría contar no uno, ni dos, sino unos cuantos casos aberrantes... Pero no estoy tan loco como para poner nombres y apellidos. Tú dices que he hablado del caso de un snob, yo digo que la falta de criterio, en este ámbito y en este país, es más norma que excepción. No es, por tanto, un accidente, sino el síntoma de que algo no funciona.

Por otra parte, y en relación al primer punto, no puedo estar más en desacuerdo. No podemos empezar con esa teoría relativista de que a mí me gusta, a ti no, a fulano le produce indiferencia y a mengano le conmueve... Si nos ceñimos a ese "criterio", ¿qué diferencia hay entre Bisbal y Mozart?. No hay verdades absolutas, es cierto, pero eso no significa que aceptemos cualquier idea a cualquier precio.

El "todo vale" ha sido un cáncer que ha instalado la mediocridad en la educación, en el museo, en la administración... No, no todo vale. Una cosa es no tener prejuicios, dar voz a todos y potenciar la pluralidad de opiniones y perspectivas; y otra cosa muy distinta es que la primera chorrada que se le ocurra al amigo de zutanito sea equiparable a un buen trabajo.

No es casualidad que nadie se anime a debatir, Pilar. El "todo vale" no genera debate: lo anula. Hemos llegado a un punto donde muchos artistas, aspirantes a críticos, comisarios y gestores culturales están demasiado ocupados haciéndose la pelota unos a otros, ganando puntos, tejiendo una red de amistades que les abra puertas en el futuro. En este escenario es imposible concebir un miserable debate.

¿Qué legitimidad tiene un sistema en el que no tiene cabida la disensión? Las únicas "broncas" que hay son: a) teatro, puro teatro b) prensa rosa c) dos gallos peleándose en el mismo corral, por cuestiones económicas, nunca culturales. Tú misma has dicho que hay obras/exposiciones que son "una auténtica tomadura de pelo". ¡¡Pero se calla todo el mundo!! Vergonzoso. Hemos llegado a un extremo en el que las instituciones se permiten el lujo de invitar a sus eventos a quienes las critican, a sabiendas de que lo que dirán caerá en saco roto...

Y la pena es que hay gente buenísima, con trabajos y propuestas muy interesantes, condenada al silencio y al anonimato. Gente que se dedica a trabajar en lo suyo, no a las relaciones públicas ni a los cocktails.

En fin...

Pilar dijo...

@AdrianH. Podemos seguir quejandonos de la especulación mercantil pero no arreglaremos gran cosa, Saatchi es poderoso...

Los teóricos más honetos acaban reluciendo también, como Van Gogh, muertos. Tu comentario de profesionales/trepas, creo que no es sólo en España, a mí me parece un caso bastante universal, y aunque tengamos la visión que por ejemplo en Estados Unidos, no esta cualquiera como 'director', puede que sí sea así... Creo que, nuestra labor, como profesionales del sector que no somos directores ni llevamos media vida trabajando es luchar porque las situaciones mejoren y por supuesto, la situación artística. El pasado, pasado esta, no vale de nada seguir criticandolo, más bien, hay que buscar alternativas y soluciones para conformar un futuro más prometedor y saludable para las relaciones entre comisarios, artistas, instituciones, galerías, etc.

Pero es que no puedes creer en verdades universales, en el mundo del arte, hoy, no. Habrá cosas malisimas donde un 99 % diremos, fatal, pero habrá un 1 % que la alabara por la razón que le de la gana. Eso no significa aceptar a cualquier precio, siempre se ha de buscar la excelencia en las propuestas que se presentan en una galería, museo o institución! Huyendo por supuesto de los amiguismos sin discurso!

Cada persona/crítico/comisario/artista ha de creer primero en sí mismo, y en sus ideas, sin dejarse 'comprar' por el galerista, la administración o el museo. El debate no se genera porque cada vez más se esta perdiendo la capacidad de pensar y de mostrar una opinión personal, cada vez se es más masa y menos individuo.

Supongo que sabrás que un buen número de críticos que 'viven de ello', viven básicamente de hacer críticas positivas, si un artista chafa a un artista, le chafa para siempre, y lo sabes... Cierto es que rarisimamente encontrarás una crítica negativa de una exposición. Y de eso se tiene que aprender aún mucho. Un buen crítico ha de ser capaz de poner sobre la mesa lo que piensa sin tapujos, si ahora no te gusta la exposición del MNCARS lo dices. Si el próximo mes te parece estupenda la que tienen también. Y el MNCARS no se debería mosquear, sino replantearse por qué a él no le gusto la primera. Y digo esto, porque los museos, reciben pocos feedbacks de la gente, más allá de una crítica publicada escrita por un crítico. Vamos, yo no me imagino a mi vecina diciendo 'Hay que ver que mal estaba esta exposición', pero si hablando mal de otras cosas. ¿No se tiene criterio? ¿Por qué la gente se calla?

En fin...

AdrianH dijo...

Lo que dices suena genial... Pero no describe la realidad, sino lo que esta debería ser.

Tú misma lo dices: los "críticos" no hablan mal de nadie porque necesitan pagar con favores las exposiciones y textos que les piden... Nadie habla mal de nadie y montamos un gran circo de amigos. Yupi...

Hay revistas de arte en español en las que no ha aparecido ni una sola crítica negativa durante años. ¿Cómo le llamas a eso? Son panfletos, publicidad, pantomima... no revistas. Me da vergüenza ajena cada vez que las veo, te lo garantizo.

Claro que nuestro cometido debería ser intentar cambiar las cosas y hacer que mejoren, pero ¿cómo hacerlo? ¿Escribiendo reseñas asépticas sobre exposiciones? ¿Aplaudiendo a comisarios y directores infumables para que nos den la oportunidad de montar algo? ¿Callándonos cuando vemos cosas que claman al cielo para evitar represalias? No creo que eso conduzca a ningún sitio...

El sistema está podrido. Como bien dices, críticos, comisarios y artistas no deberían sucumbir ante la administración, el mercado o el museo... Pero en gran medida lo hacen, generalmente, de hecho, ni siquiera tienen otra opción: claudicar cada día y esbozar una sonrisa. Así no vamos a ninguna parte. Por eso empezó esta conversación, a propósito de un vídeo que oculta una vergonzosa cadena de favores, el cáncer de las instituciones culturales ¿o no?

Por cierto, si luego vamos a ARCO y hacemos un artículo en el blog diciendo que hemos encontrado tal o cual cosa buena, omitiendo las miserias de un evento de esas características, no estamos luchando, estamos ayudando a que siga girando la misma rueda... ¿No crees? Puede que yo tenga un toque de exaltado, pero dudo que desde la contención y la templanza se pueda meter el dedo en la llaga...

Pilar dijo...

@AdrianH. Claro, describe, lo que tenemos que hacer en nuestro día a día, somos el futuro!! :D

Pues si no tienen una sola crítica negativa, es que, o curiosamente les gustaron todas las exposiciones, sólo hablan de las que les gustan, reciben dinero a cambio, o...

Respecto a ARCO, en tu honor haré un post de las cosas negativas que vea y de los artistas que no me gusten, vale? pero me tendré que morder la lengua sin poder mostrar los que sí me gusten?

Positivismo... ;)