4 ago. 2007

'86 negritos' contra el racismo y el drama de la inmigración


El artista Boris Hoppek expone hasta el próximo 23 de septiembre en el Baluarte de la Candelaria de Cádiz la muestra 86 negritos, con la que pretende sensibilizar al público sobre el tema de la inmigración desde una particular perspectiva en la que predomina el humor negro y la ambigüedad. Según la organización, el autor ha elegido Cádiz por su proximidad con África para tratar el tema de la inmigración en España.La obra de Boris Hoppek plantea asuntos como el amor, el sexo, la lucha, el racismo, el nacionalismo o la inmigración, en un juego en el que la ironía toma un papel importante.

La combinación de estos elementos da lugar a las más diversas manifestaciones; aparte del grafitti en espacios urbanos, en tiza o con aerosol, el artista alemán es un maestro del freestyle sewing (costura de estilo libre): produce manualmente cada una de sus bimbosculptures, unos muñecos de trapo para adultos.

El artista alemán afincado en Barcelona ha mostrado su trabajo en numerosas galerías en Europa y ha participado en ferias de arte en Madrid, Basilea, Miami y Nueva York.

La muestra está integrada por una serie de instalaciones interactivas que pondrán al espectador en situaciones comprometidas, como disparar con un tirachinas sobre la imagen de un negro, u otras en las que muestra su particular visión del trato al inmigrante, como es el caso de la repatriación de ilegales mediante un cañón que apunta a África cuya munición son cabezas de inmigrantes.

La muestra culmina con un enorme cementerio de cartón en memoria de los inmigrantes que no consiguen alcanzar el destino deseado y fallecen en el intento.

No hay comentarios :