10 may. 2009

Eisuke Sato





4 comentarios :

Marvilla dijo...

Muy bueno. Me gusta esta idea del autor de ocultar el verdadero rostro del "hombre". Me parece que expresa que a veces somos nosotros mismos que nos mostramos como "otros" y otras los demás no nos dejan enseñar nuestro verdadero ser.

Pilar dijo...

Hola Marvilla. Es interesante tu lectura de la obra de Eisuke, también son como las máscaras que nos ponemos dependiendo de dónde, con quien, etc.

Gracias de nuevo por tu comentario, Pilar.

Norberto dijo...

En alguna oportunidad cuando fuí directivo comercial de un Canal de TV, debí ocultar mi actividad como pintor y me ponía todods los días la máscara,como la de este extraordinario pintor, (el pensamiento social era como le van a confiar un canal a un bohemio), cuando veo esta máscara y leo el comentario de Maravilla, me recuerda cuando uno oculta su ser, por mostrar el de la persona. Estaba equivocado, pero es el ser, la persona, el hombre y las circuntancias.
Cariños.

Pilar dijo...

Norberto, gracias por compartir tu reflexión :D

Pilar