2 feb. 2010

Josep Koudelka

Josep Koudelka (Checoslovaquia, 1938) es un fotógrafo de origen checo nacionalizado francés que se interesó por la fotografía desde los doce años gracias a un panadero llamaro Sr. Dycka que era aficionado de la fotografía y amigo de su padre. Sus primeras fotografías narran su entorno familiar desde una cámara de baquelita 6 x 6.

En 1956 se traslada a Praga para estudiar Ingeniería Aeronáutica, allí conoce al fotógrafo Jiri Jenicek, quien le anima a elegir unas cuantas instantáneas para realizar su primera exposición que tuvo lugar en 1961.

En la década de los sesenta compagina su trabajo de ingeniero en Praga y Bratislava con la fotografía, llegando a colaborar esporádicamente con diversas publicaciones. Después le llegan encargos para cubrir espectáculos teatrales y celebraciones religiosas.

En 1966 se publica su primer libro de fotografías y un año después abandona su trabajo como ingeniero para dedicarse en exclusiva a la fotografía. Posteriormente se inscribe en la Unión de Artistas Checoslovacos donde recibe el premio anual de la asociación por “la originalidad y calidad de sus fotografías de teatro”.


Más tarde viaja a Rumanía para narrar el estilo de vida de los gitanos, después en Praga narra la invasión de Checoslovaquia por Rusia y los enfrentamientos entre soviéticos y checoslovacos. Estas fotografías salieron de Checoslovaquia gracias a Anna Fárová en 1969 que distribuidas por la Agencia Magnum a las revistas y periódicos de la época lograron mostrar un relato visual de enorme impostancia, eso si, sin mencionar el nombre del autor para protegerle de represalias.

En 1970 abandona Checoslovaquia por tres meses para fotografiar en el oeste de Europa, después recibe asilo político en Inglaterra desde donde recorre países europeos fotografiando celebraciones populares, escenas cotidianas y gitanos.

Un año después recibe la propuesta de unirse a Magnum Photos, donde acepta entrar. Allí conoce a Henri Cartier-Bresson y a Robert Delpire, de quien reconoce aprendió de fotografía más que nunca en su vida.

En 1980 abandona Inglaterra y se instala en Francia, pero no es hasta 1987 cuando se naturaliza francés. Recibe encargos para documentar la diversidad de paisajes del país.

Josef Koudelka ha recibido prestigiosos galardones, como el Premio Cartier-Bresson, la Medalla de la Royal Photographic Society o el Premio de la Hasselblad Foundation Photography y ha sido nombrado Caballero de las Artes y las Letras por el Ministerio de Cultura Francés.

"Muchas de mis fotografía las hago sin mirar el objetivo, es como si no existiera la cámara y solo mi cerebro y mis ojos quisieran plasmar la imagen que estoy apreciando, pero llega un momento en que sin darme cuenta mi dedo realiza el disparo. Un acto sumamente mecánico pero lleno de intensidad".


1 comentario :

ANRAFERA dijo...

Estunpedas fotografías. Saludos.