20 may. 2011

CACIS :: Centro de Arte Contemporáneo y sostenibilidad

El Forn de la Calç (CACIS), es un centro de arte contemporáneo y sostenibilidad ubicado en el municipio de Calders (Barcelona) en un espectacular entorno natural donde han recuperado unos antiguos hornos de cal para establecer su centro. 

La idea es que aparte de ser un centro dedicado a la investigación, producción y exhibición de proyectos de cultura y arte contemporáneo, especialmente propuestas vinculadas con la ecología y el medio ambiente, pueda tener una parte museística. Este espacio rescataría la memoria del lugar, y el objetivo es que pueda mostrar una pequeña colección de utensilios, fotografías y documentación sobre lo que fue y significó este espacio, al mismo tiempo que quiere configurarse como un centro de referencia sobre cómo era la tecnología empleada en la explotación y fabricación de la cal en el pasado.

Principalmente interesante me ha parecido su proyecto educativo en torno a las exposiciones de arte contemporáneo, que cito literalmente:

Actualmente la exposición consigue una gran efectividad en los esquemas de creación y producción, favoreciendo un buen marco de visibilidad, pero se convierte en menos efectiva desde unos parámetros de recepción por parte de un público que, normalmente no se encuentra preparado para la experiencia crítica que esta ofrece. Esta fisura inicial hace que las estrategias educativas corran el peligro de caer en sistemas de transmisión deudores de ritmos propios de la enseñanza académica, donde el público aprende aquello que el museo dice, sin más margen de maniobra. Es cierto que la exposición ofrece una lectura crítica del entorno que apunta otros modelos posibles de interpretación de la realidad, que favorece una posición política pero, que al fin y al cabo, el público sigue encontrándose con problemas y dudas delante del acontecimiento artístico. De hecho, al mostrarse cerrada cuando el usuario la recibe, la exposición solo parece que permita un acceso unidireccional que hace que sea difícil establecer nexos dialectales entre arte y público.

De todas formas, el distanciamiento presente entre arte y sociedad no se ha de centrar únicamente en la lectura expositiva. Una parte de los problemas de comunicación entre la práctica del arte y el público son visibles también desde un acercamiento desconfiado por parte de este. La falta de costumbre, la ampliación de conocimientos desde la comodidad o cierto acceso a la cultura desde la búsqueda de un elitismo sin profundidad hacen que, la aproximación social al arte actual no sea muy fructífera.

CACIS cree que deben abrirse nuevas vías de trabajo donde las posiciones se acerquen entre si y se fomenten modelos de alteración de los ritmos de aprendizaje bidireccionales, donde la relación lineal del museo como emisor y el público como receptor, sea substituida por una estructura horizontal donde los distintos roles se fusionen constantemente.

CACIS presenta un modelo de accesibilidad al arte contemporáneo con un ejercicio de experimentación donde la práctica artística genera un discurso crítico alrededor de la realidad y no desde la realidad artística, sino desde la del público mismo, desde una voluntad educativa, como un camino de actuación.

Para conseguir este contacto directo con los distintos agentes CACIS trabaja desde el intento de definirse como un nuevo espacio de relación dentro de la esfera pública, con lo cual se dirige a una gran multiplicidad de público que requiere contextos de lectura específicos.

Dentro del contexto educativo CACIS plantea distintos vectores de actuación educativa:

    * Educación y modelos de aprendizaje desde el formato expositivo
    * Educación y modelos de aprendizaje desde la experimentación
    * Educación y modelos de aprendizaje desde la investigación.


Mañana sábado cumplen tres años de su apertura y lo celebran con la exposición del colectivo _post01 formado por Martijn Bessemans, Ramon Brichs y Jon Minchin. Aparte de esta exposición también mostrarán el trabajo interdisciplinar 'Remote Project' de la bailarina noruega Marianne Skjeldal y el artista brasileño Edson Secco, que formarán parte de la performance de la portuguesa Carolina Bonfin. Y para rematar presentan una instalación de la escultora de Manresa, Àngels Freixanet.


Desde aquí, larga vida para espacios alternativos como CACIS que desde la periferia luchan y ofrecen lo mejor de sí mismos en estos tiempos!!

2 comentarios :

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Los catalanes tienen la capacidad de ir por delante en cuestiones culturales.
Me gusta como funcionan.

Pilar dijo...

@BLANCA. Espero que estas 'emergencias creativas' poco a poco vayan 'emergiendo' en todo el país, que en otros países ya existen cosas similares :)

Saludos, Pilar.