30 mar. 2014

Cremaster #Arteenelcine

Segundo domingo de la sección #Arteenelcine

Cremaster
Cinco películas de 35 mm 
Matthew Barney
1994-2002

El ciclo Cremaster es un proyecto del artista visual Matthew Barney (California, 1967). En su obra, Matthew explora la trascendencia de las limitaciones físicas y muestra un interés por la anatomía llegando a representar seres inexistentes. 

En 1994 comenzó a trabajar en el ciclo Cremaster, un proyecto fílmico dividido en cinco partes sin orden concreto que se acompaña de esculturas, fotografías y dibujos. El título del ciclo Cremaster hace referencia al músculo cremáster que en el hombre controla el ascenso y descenso de los testículos en el escroto en función de la temperatura o la estimulación. A lo largo de las cinco partes se puede ver la mezcla de partes autobiográficas, históricas o mitológicas.

Matthew además de haber ideado y dirigido el ciclo, protagoniza todas las partes excepto la primera, y en Cremaster 5 llega incluso a representar tres de los cuatro personajes. 

La primera parte que se realizó fue Cremaster 4, en 1994, seguida de Cremaster 1 en 1995, Cremaster 5 en 1997, Cremaster 2 en 1999 y Cremaster 3 en 2002. Por ello, según los expertos, éste es el mejor orden para ver el ciclo, siguiendo la secuencia de producción. Cinco partes donde Matthew muestra constantemente los opuestos: lo estático y lo dinámico, lo intelectual y lo visceral, el hombre y la mujer, la creación y la destrucción, lo bello y lo grotesco, lo trivial y lo profundo, lo ridículo y lo sublime, la realidad y la ficción, lo histórico y lo futurista...

Esta producción de Matthew ha generado mucha controversia por su complicado entendimiento y significado, sin embargo, una parte de la crítica la ha alabado por su riqueza visual. Sea como fuere, enfrentarse al ciclo Cremaster no es fácil, más allá de su difícil acceso, es una producción casi muda, donde el espectador tiene que ir conformando su propia idea de la película, cuestionarse constantemente las acciones y actitudes que se muestran y dejarse llevar por la trama. Sin embargo, más allá de esta complejidad, este conjunto propone una redefinición de lo que el arte es o lo que puede llegar a ser, así cómo su presentación y experimentación. 

Una sacudida visual en toda regla.


Con este ciclo, Matthew Barney ganó el premio Europa 2000 en la 45º Bienal de Venecia (1993). 

Cremaster 1: El nacimiento de un nuevo ser aún sin diferenciación sexual

Cremaster 1, grabado en el Bronco Stadium (Idaho, Estados Unidos), es la única película del ciclo donde no aparecen personajes masculinos. La película presenta el momento de máxima ascensión del músculo cremáster, en un estado de indiferenciación sexual primaria. En el campo de juego aparece un grupo de bailarinas creando figuras y coreografías, mientras que en el cielo sobrevuelan dos dirigibles de la marca Goodyear. La alta posición del cremaster se representa por el vuelo de estos dirigibles que metafóricamente dan la bienvenida a algo nuevo que está naciendo, la identidad sexual del feto. En ambos dirigibles hay azafatas y en el centro de cada cabina una mesa blanca con una figura esculpida en vaselina que podría ser un aparato reproductor, rodeada de racimos de uvas. En un dirigible son de color verde y en el otro rojas. 

 

Bajo ambas mesas se encuentra la protagonista de esta parte del ciclo, el travesti Marti Domination, simultaneidad que se ve reforzada al coger uvas de los dos colores y trazar diagramas que se repiten en las coreografías de las bailarinas en el estadio. La película finaliza con la configuración de una estructura gonadal andrógina, de sexo indeterminado que marca las primeras seis semanas de desarrollo fetal, y con la protagonista esperando el inicio de su proceso de transformación sexual.



Cremaster 2: El desarrollo fetal, la división sexual

A modo de western gótico, Matthew a través de una narrativa looping, retrocede hasta 1977 (año de la ejecución de Gary Gilmore), a 1983 (cuando Harry Houdini, quien pudo haber sido el abuelo de Gilmore, aparece en la World's Columbian Exposition). Dentro de la película, hay tres temas interrelacionados: el paisaje como testigo, la historia de Gilmore (interpretado por Matthew) y la vida de las abejas. El parentesco entre Gilmore y Houdini y su correlación con la abeja macho se muestra en la escena inicial de la película, cuando el espíritu de Houdini es invocado y el padre de Gilmore muere tras fertilizar a su esposa.


 

En esta parte del ciclo aparece Dave Lombardo, ex baterista de Slayer y Steve Tucker, vocalista del grupo Morbid Angel, aludiendo a Johny Cash, quien fue llamado por Gilmore la noche de su ejecución como último deseo.


Cremaster 3: La leyenda masónica de Hiram Abiff

La tercera parte del ciclo se centra en la adaptación de la leyenda masónica de la muerte de Hiram Abiff, el arquitecto del Templo de Salomón en un espacio emblemático como es el edificio Chrysler. Durante la película hay una lucha constante entre Hiram o el Arquitecto (interpretado por Richard Serra) y el Aprendiz (interpretado por Matthew), que están trabajando en el edificio. El asesinato y la resurrección de Hiram se mezclan con los ritos de iniciación masónica por los que el Aprendiz atraviesa para llegar a ser Maestro Masón.



El Museo Guggenheim de Nueva York es uno de los escenarios de esta parte del ciclo, concretamente de la fase del rito masónico donde el Aprendiz debe ascender por la rampa del museo evitando los diferentes obstáculos que se le van presentando.


Cremaster 4: Sidecar y Loughton Candidate en la Isla de Man

Esta primera parte del ciclo se desarrolla en la Isla de Man y muestra la competición motociclística de sidecar que tiene lugar en la isla donde cada sidecar circula en una dirección contraria por la carretera del litoral. Mientras esto ocurre, Loughton Candidate (interpretado por Matthew) -un sátiro con cuatro cuernos, dos ascendentes y dos descendentes-, baila claqué erosionando el suelo hasta caer al océano -momento en el que el equipo ascendente sufre un accidente- y posteriormente abrirse paso hacia la isla a través de un túnel lleno de vaselina. 


 


En la escena final Loughton se encuentra en el punto de llegada junto con los sidecar, teniendo amarrado mediante cintas de colores el escroto, lo que garantiza la continuidad del descenso pese a la oposición del cuerpo.


Cremaster 5:  El Mago, la Reina y la Diva en Budapest

Cremaster 5 se desarrolla en la ciudad de Budapest, en ella, el Mago (interpretado por Matthew) cruza a caballo el Puente de las Cadenas, mientras la Reina (interpretada por Úrsula Andress) sube las escaleras del Teatro de la Ópera de Budapest acompañada de dos mellizas hasta situarse en la cámara del trono donde se sienta mientras las mellizas colocan palomas jacobinas a su alrededor. El director de orquesta hace una señal y la ópera comienza en un teatro vacío donde la Reina canta acompañada de un conjunto de cuerdas recordando el triste final del Mago, desnudo y encadenado preparándose para saltar al Danubio con grilletes de plástico en tobillos y muñecas. En el escenario, aparece su Diva (interpretada también por Matthew) que recorre el escenario mientras deja caer en la escena pétalos de flores. 


Desde su trono, la Reina puede contemplar el balneario, donde el Gigante (interpretado también por Matthew) entra en una de las piscinas donde hay duendes con un grupo de cintas conformando una guirnalda que le fijan al Gigante su escroto, cuyo músculo cremáster, gracias a la tibia temperatura de la piscina, permite el descenso de los testículos. Posteriormente el Mago cae al Danubio y la Reina pierde el sentido, Diva también cae en mitad del escenario al alcanzar el punto más alto de su ascensión.


 
5 puntos clave del ciclo Cremaster:

· Constantes metáforas visuales.
· Ausencia casi total de diálogos.
· Constante confrontación de opuestos.
· Mezcla de partes autobiográficas, históricas o mitológicas.
· Localizaciones: dentro del Museo Guggenheim en la tercera parte del ciclo o en los baños termales de Budapest en la quinta parte.

Sección: 30 Domingos de Arte en el cine


No hay comentarios :