21 sept. 2014

La Maleta Mexicana #Arteenelcine

Vigésimo quinto domingo de la sección #Arteenelcine

La Maleta Mexicana
Trisha Ziff
2011


Documental que se hace eco de los más de 4.000 negativos, fruto del trabajo que los fotógrafos Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour -apodado "Chim"- realizaron durante la Guerra Civil española. Imágenes tomadas entre 1936 y la primavera de 1939 de las que no se supo nada hasta finales del siglo XX.

¿Cuál es la historia de la maleta mexicana?

La Maleta Mexicana revela cómo llegaron estos testimonios gráficos a México y cómo permanecieron ocultos en un armario desde que el general Francisco Aguilar González, embajador de México, se encargase de llevarlos en su equipaje desde Francia. Al cabo de los años, sus herederos entregaron a Benjamin Tarver, un mexicano aficionado a la fotografía y director de cine, las tres cajas. Nuevamente Benjamin las guardó en un armario hasta que en 1995 visitando una exposición de fotografía se percató del tesoro que guardaba en su casa de Ciudad de México. Empezó a contactar con Cornell Capa (hermano de Robert Capa y fundador del ICP que llevaba años buscando ese legado gráfico de su hermano) pero las relaciones no fluyeron, hasta que en 2007 la cineasta Trisha Ziff y el escritor mexicano Juan Villoro -presente en este documental- consiguieron mediar entre Cornell y Tarver y los negativos volaron a Nueva York.

Capa, Taro y Chim combatieron el amenazante fascismo como fotoreporteros plasmando el drama de la guerra, los bombardeos, las batallas, los heridos en los hospitales, los cadáveres, los exiliados... Los tres murieron haciendo su trabajo en escenarios bélicos, Taro en España en 1937, Capa en Indochina en 1954 y Chim asesinado en Suez en 1956.


Con La Maleta Mexicana Trisha refleja no sólo el viaje de los negativos, también el papel de México durante la Guerra Civil apoyando a la República en el exilio, recogiendo testimonios de personas que vivieron en primera persona la Guerra Civil, o familiares que aún hoy buscan los restos de sus antepasados en fosas comunes, además de reflejar como España sigue afrontando este trágico episodio de su pasado, que se refuerza con la frase de Lluís Martí Bielsa, uno de los veteranos de la Guerra Civil: "No se puede forjar un futuro sin memoria".

¿Cómo llegaron los negativos a manos del general Francisco Aguilar González?

Cuando Robert Capa abandonó París en octubre de 1939 por el avance del ejército nazi, dejó a su ayudante de laboratorio Csiki Weisz los negativos. Csiki, consciente del valor de los negativos y con la idea de protegerlos, pensó que la solución era que viajaran a México, por ello cargó con los negativos en bicicleta hasta Burdeos donde consiguió que el general Francisco Aguilar se encargase de llevarlos a México.


El papel de México como aliado de la República

México jugó un papel clave al ofrecer desinteresadamente su ayuda a los españoles, el presidente en aquel momento afirmó que cualquier español sería bienvenido en México. Esa generosidad sembró la esperanza de muchos exiliados, aunque las fuentes revelan que realmente era muy difícil acogerse a esa ayuda de México, solamente los intelectuales, los dirigentes políticos y las personas con contactos consiguieron embarcar. Esta huida hacia México se considera la primera migración masiva por motivos políticos del siglo XX. Un viaje del que Chim se hizo eco como podemos ver en este documental junto con testimonios de personas que fueron en ese barco que narran la calurosa bienvenida que tuvieron en Veracruz.

Los negativos siguieron por tanto el mismo viaje que muchos exiliados e intelectuales españoles llegando a México. Y es ahí cuando el documental se hace eco de la figura del exiliado y Juan Villoro lanza la pregunta: ¿A qué país pertenece un exiliado?

"La Maleta Mexicana es una maleta con la memoria de muchos españoles"

La valentía de tres fotógrafos

Al comienzo del documental Trisha deja claro que nadie envió a Capa, Taro y Chim a España, fueron ellos mismos los que estaban convencidos de que la Guerra Civil en España debía contar con su participación, tenían que luchar con sus cámaras y hacer fotos para la prensa internacional, para ganar apoyo en la lucha contra el fascismo e impedir que ganase en España.

Por lo tanto nos encontramos ante tres fotógrafos independientes que situados en primera línea capturaron momentos reales de las trincheras, y esa es una gran diferencia respecto a la fotografía bélica que se había dado hasta el momento donde se mostraba el antes o el después de la batalla, pero no el durante. Realizaron una fotografía en la cual no existía la licencia de la segunda oportunidad, era necesario hacer una captura de una historia que se escapaba y necesitaba ser mostrada al mundo.

"Si la fotografía no funciona, es que no estás suficientemente cerca" decía Capa.


5 puntos clave de La Maleta Mexicana:

· La recuperación de ese material fotográfico en sí, ya es una historia fascinante, casi un milagro que los negativos se mantuvieran en tan buen estado a pesar de los años.
· Se da a conocer la figura de Csiki Weisz como el héroe que consiguió salvar los negativos de su destrucción enviándolos a México, pero también como se encargaba de revelar y archivar todo el material de Capa. Por ello, a él se atribuye la minuciosidad de las tres cajas de cartón y la ordenación cronológica de las mismas.
· El inmenso valor histórico de las imágenes, ya que ofrecen una amplia panorámica de la Guerra Civil española, un testimonio único que además, sentó las bases de la fotografía de guerra moderna (ej. War Photographer).
· Acontecimientos en la playa de Argelès-sur-Mer (Francia), un terreno hóstil formado por la arena del mar, el agua y unas alambradas con espinas, sin nada para comer ni para beber, durmiendo en la playa en el invierno de 1938, donde murieron muchas personas.
· Fusión de historias. Trisha añade a la historia de la maleta con los negativos, la conciencia de la Guerra Civil en la población española como una herida abierta y como a finales de los noventa la población comenzó a preguntarse sobre lo que realmente había pasado en la Guerra Civil. Una guerra que dejó 500.000 muertos, 200.000 exiliados y una gran población que permaneció en la Península y acabó siendo encarcelada, torturada o asesinada en los años posteriores. Una guerra que duró tres años pero a la que le siguieron 36 de represión hasta la muerte de Franco.