27 abr. 2015

"Comunicar Cultura", entrevista para @CloudGuideMe

La semana pasada publicaron en CloudGuide una entrevista que me hicieron dentro de su sección "Conversaciones en cultura".

Agradezco la entrevista porque sus preguntas me sirvieron para reflexionar un poco el estado sobre las apps de museos y en general, el uso de las nuevas tecnologías en las instituciones culturales.

Comunicar Cultura con Pilar DM

BY Azucena Lozano 

Pilar DM (Salamanca, 1984) es una de las blogeras de referencia de arte contemporáneo y responsable de El Dado del Arte, un sitio web creado en 2006 en el que la actualidad se percibe poliédrica y se acerca de manera muy especial a propuestas que suceden fuera de los circuitos convencionales. Licenciada en Historia del Arte con dos másters en comunicación, trabaja en proyectos vinculados con la aplicación de herramientas 2.0 en el ámbito de la cultura. También es docente y responsable de la sección de arte contemporáneo “Utopías del Arte” en la revista para tablets UnBreak.

CG Llevas desde 2006 un blog sobre arte contemporáneo "El Dado del Arte" que ya es considerado uno de los más influyentes en castellano. ¿como resumirías la evolución de la comunicación en Cultura desde los inicios hasta ahora?

PDM En nueve años he visto una grandísima evolución, no solamente en el formato “blog” también la aparición de las redes sociales y la expansión de Internet ha cambiado el antiguo concepto de “comunicación” por completo. Ahora cualquier campaña tiene en cuenta al usuario online, a veces quizás demasiado, y vemos que hay campañas destinadas únicamente al entorno digital, pero creo que el off line y el online han de convivir. En cultura, ha costado que se entienda que existe un público virtual, y que podemos dar a conocer nuestras actividades o colecciones a personas que jamás hubieran pensado en visitar a priori nuestro museo. El museo ha abierto sus puertas, sus contenidos, y poco a poco se ha ido alejando del hermetismo que tanto lo había caracterizado. Pero aún falta mucho trabajo por hacer para acercar la cultura a todos los públicos.

CG El Dado del Arte quiere visibilizar prácticas artísticas que suceden fuera del ámbito institucional, porque éstas ya tienen canales de comunicación propios con características  muy definidas. ¿Crees que estos límites están difuminándose ya que la legitimidad ya no reside sólo en las instituciones? (Tu blog es un ejemplo en cuanto a legitimación desde fuera)

PDM Lo que creo y he defendido desde que empecé “El Dado del Arte” es que hay muchas propuestas de gran calidad que no consiguen salir en los grandes medios porque no se celebran en las grandes ciudades o bajo el paraguas de un gran museo. Pero ello no quita legitimidad ni calidad a la propuesta. Por ello, mi propuesta ha sido encontrar esos pequeños festivales, exposiciones, artistas, que no conseguirán salir ni hoy ni mañana en los periódicos o telediarios, pero que sin embargo merecen ser conocidos, tener sus famosos cinco minutos de fama. No creo que mi blog legitime una propuesta o no, creo que más bien soy un altavoz, más o menos crítico sobre la misma. Sin embargo, lo que tengo claro, es que todo lo que publico, es aquello en lo que confio, sea por las ganas que me ha transmitido su equipo gestor, sea porque lo he visto en vivo y en directo, o sea porque realmente merece la pena ser conocido por lo que aporta a la sociedad.

CG En tu trabajo, como experta en herramientas 2.0  ¿Que opinas de las tecnologías móviles aplicadas a Cultura que se utilizan en los museos? ¿Conocías CloudGuide antes de que te propusiéramos esta entrevista/cuestionario?

PDM Bueno, he visto un poco de todo. Confieso que tengo muchas aplicaciones de museos en el móvil que únicamente les presté algo de atención el día que me las descargué. Es muy difícil que una app de un museo tenga un público recurrente. Hay casos excepcionales como la app de La Panera de Lleida que ofrece puntualmente obras de arte creadas específicamente para el móvil, pero el resto creo que replican bastante el contenido de la web y, para eso, ya tengo su web.


CG Hasta ahora, en nuestras Conversaciones en Cultura, nuestros invitados han incidido siempre en la escasez, incluso ausencia de evaluaciones en las estrategias de comunicación y educación en los museos. ¿Coincides con esta valoración? ¿crees que las instituciones se suben a las modas tecnológicas sin un plan previo?

PDM Creo que hay de todo. El problema es que a veces se piensa demasiado en el lanzamiento del producto o en la inauguración, es decir, en el día clave, pero no se presta tanta atención en el mantenimiento de la difusión de esa actividad ni en el análisis de los resultados que se vayan obteniendo. Yo que como Community Manager me encargo de prolongar muchas veces en el tiempo sea una exposición o una novedad, me doy cuenta que otros profesionales del mundo de la comunicación están demasiado centrados en el día del lanzamiento. A día de hoy es necesario por tanto ya no sólo planificar, el antes, el durante y el después sino también analizar qué ha funcionado y qué no, y también tener siempre en cuenta las novedades del sector, cómo poder aplicarlas en nuestro día a día, y tener siempre en la cabeza la palabra INNOVACIÓN. Las nuevas tecnologías nos permiten investigar nuevos canales de comunicación con el público, hay que ir probando y midiendo resultados, poner objetivos ambiciosos permite que el esfuerzo sea mayor. Si no se alcanzan, analizar los motivos, pero siempre desde un punto de vista constructivo, pensando que a veces funcionan las cosas que internamente nunca hubieras apostado por ellas, pero es el público el que al final mueve la balanza. Por tanto, para poder ir acercándonos cada vez más a “los gustos” del cliente final es necesario evaluar todos sus comportamientos: desde un like en Facebook a una visita prolongada delante de un cuadro de un museo, todo es analizable y todo puede hacer mejorar al final la experiencia del usuario.

CG En nuestra experiencia como canal de comunicación digital global, nos encontramos con estas disfunciones demasiado a menudo : aplicaciones  móviles que no se actualizan ni en contenidos ni en usabilidad, que pesan tanto que no caben en los smartphones de los visitantes, apuestas por tecnologías como la AR que dejan de funcionar a los dos meses de lanzarse, pocos museos con wifi pública para visitantes o wifi muy débil...¿que opinas tú, compartes esta opinión?

PDM Es lo que comentaba antes, nos centramos en el lanzamiento, en este caso de la app, pero no en su mantenimiento y actualización. Esa app al final acaba muriendo. Un plan previo ha de contemplar la app como la propia página web, ha de estarse actualizando, pero aún, cuesta pensar así. Conozco un caso que rompe con todos estos tópicos y lo encontramos relativamente cerca, en pleno Paseo de Gracia de Barcelona. La Casa Batlló de Gaudí ofrece wifi gratuito a todos sus visitantes y tiene una excelente videoguía de AR que se presta a todos los visitantes y que realmente enriquece su visita. Aumenta las posibilidades de la típica audioguía que van escuchando y gracias a la videoguía el visitante se traslada a principios del XX y conoce la Casa Batlló a través de la pequeña tableta. Y no nos presenta el siglo XX como podríamos pensar, en blanco y negro, sino que nos acerca a todo el universo fantástico de Gaudí: a su chimenea en forma de seta, a las tortugas que inspiraron los lucernarios, a las gotas de agua que se dan cita en el techo, etc. Es una de las grandes videoguías de AR desconocidas en este país, que realmente merece mucho la pena conocer y lo mejor de todo, es que cuesta hablar de fecha de caducidad en una videoguía así, o al menos a día de hoy la sigo viendo muy puntera.


CG La creación de nuevas audiencias es el gran caballo de batalla de la cultura, no sólo en España. ¿Que aconsejas a las instituciones para aumentar la participación de los ciudadanos? ¿Por que crees que en aquí (a nivel general) no se piensa en las actividades de los museos como oferta de ocio como sí pasa en ámbitos anglosajones?

PDM En España seguimos yendo a remolque en este aspecto frente a otros países europeos, se sigue viendo el arte y los museos como ese terreno culto sólo apto para unos pocos iniciados. Mientras que ir al cine, a un concierto o al teatro es más normal, ¿ir a un museo?  Eso da que pensar en según qué círculos. Ocurre que mientras que el cine o la música no requieren de una formación previa para poder apreciarlo, en ocasiones, el mundo del arte ha presentado prácticas tan herméticas que han acabado englobando a todo el arte como hermético y sólo unos pocos eran capaces de apreciarlo. Se salvan las grandes obras, Las Meninas o La Gioconda, obras que gustan, donde es fácil apreciar el talento de sus autores para el retrato, pero si nos adentramos en el mundo de la abstracción o de la estética el rechazo es inminente. Falta formación, acercar de verdad el arte a la sociedad no es una tarea de un día, es ir poco a poco formando a personas con algo de interés en el mundo del arte y en cómo éste puede reflejar plásticamente la sociedad actual. Las nuevas tecnologías ayudan muchísimo en este aspecto, un museo puede ir dando pequeñas píldoras informativas sobre las obras e ir creando interés en el seguidor a saber más, a comprender el cómo, el cuando y el porqué se hizo esa obra. Si a una persona le gusta o le pareció interesante lo que el museo compartió, también lo compartirá en su muro, y un amigo lo verá y quizás también le parecerá interesante y decidirá hacerse fan también. Somos puntos de una gran red, nos unen motivaciones. Pero también hay que trabajarse al público, desde la carta de presentación actual que es la web, a conseguir fidelizarlo durante la visita y tras la misma. Indicarle dónde puede seguir la actualidad del museo si está interesado, sea a través de newsletter o de redes sociales, pero permitir siempre al visitante interesado que su interés permanezca, dado que si eso se consigue, es probable que lo recomiende a más personas de su entorno.

Respecto a la segunda pregunta, es lógico que si se piensa que el arte es “sólo para personas con cierta sensibilidad o ciertos conocimientos” esto no se traslade a los hijos y por tanto no se contemple las actividades de los museos dentro del ocio infantil. Pero no creo que realmente sea una situación grave, veo grandes propuestas en algunos talleres de didáctica de museos, personas preparadas, actividades interesantes, etc. y eso es un gran punto a favor, porque si el niño salió contento es más probable que vuelva a realizar otra actividad.

CG ¿Quieres añadir algo más?

PDM Gracias

”Comunicar Cultura” entrevista de @eldadodelarte para @CloudGuideMe

No hay comentarios :