22 feb. 2008

'El salón': el cómic donde Picasso aparece desnudo

Resulta que un cómic es inmoral y es denunciado de indecente en EEUU por aparecer un hombre desnudo.

¿Dónde esta el manga? ¿Cuales son los límites y las fronteras del arte y de la inmoralidad? Cada día es más complicado fijar esta frontera. Los artistas aprenden pintando modelos desnud@s, la Historia del Arte esta repleta de desnudos, de venus, y de cupidos desnudos. Entonces...¿a que viene esto en 2008?

Todo surge porque en 'El salón' el que aparece desnudo es nada menos que Pablo Picasso. Por ello le cayeron siete cargos (distribucion de material gráfico perjudicial para un menor). Además un librero, Gordon Lee, de Roma, Georgia (EEUU) había regalado copias preliminares del cómic donde aparecía Picasso desnudo en varias ocasiones, rodeado de prostitutas y con una botella de absenta. Uno de esos 'agraciados' de obtener el cómic gratuito fue un niño de nueve años, sus padres al verlo avisaron a la policía, lo que produjo el arrestro del librero.

Pero Picasso no aparece solo en 'El salón', Nick Bertozzi lo retrató en la época de las vanguardias plásticas en el París de principios del siglo XX junto con otros contemporáneos, -tales como Braque, Apollinaire, o Gauguin-, como protagonistas, dentro de una historia de ficción sobre unos asesinatos que están acabando con los cercanos al mundillo del arte, desde marchantes a compradores.

Las páginas, diseñadas a cuatro viñetas, destacan porque el dibujante neoyorkino se excusa en ese hecho narrativo para plantear cómo fueron los orígenes del cubismo entre Braque y Picasso. Teje una historia conformada por asesinatos, conversaciones, teorías, costumbres y tendencias del París de la época.

Cabe destacar como muestra a Picasso: como un vehemente sin juicio, arrastrado por sus prontos y arranques pasionales y acogiendose a las teorías de Georges Braque sobre la nueva forma de representar la verdad.

Se puede afirmar que la historia viene, en cierto modo, a rebajar el prestigio alcanzado por Picasso, mostrándole como una persona irascible :"Si las cosas no son como él piensa, si no se dice lo que él espera, Picasso se revuelve indignado" y como un ser incontrolable, inesperado y en erupción, "en el círculo del arte le temen y le admiran por esto".

En España lo acaba de publicar Astiberri.

No hay comentarios :