24 dic. 2008

Karel Appel

Karel Appel (1921-2006) es conocido por ser el pintor holandés fundador del grupo CoBrA y por ser el artista más vigoroso de la generación de la posguerra en Holanda. Su obra se acerca claramente a la abstracción, pero también contiene temas reconocibles (personas, animales, paisajes). Durante su período en CoBrA pintaba con vivos colores figuras simples con fuertes delineados.

Su obra

Su obra se acerca claramente a la abstracción. En sus pinturas se puede observar una gran carga expresionista, ligada a los grandes expresionistas nórdicos como Max Pechstein y Munch. La explosión de vitalidad que plasmó en sus cuadros junto con sus actuaciones públicas no tardaron en proporcionarle un sólido éxito internacional.

Los tres pilares que definen su obra son: color, espontaneidad y fuerza. Ello deriva plásticamente en el empleo de una densa materia pictórica junto con una brillante gama cromática que recuerda al carácter agitado del Expresionismo nórdico.

Su obra es ante todo vitalista y dinámica y su máxima fue no repetir, reinventarse continuamente. Su desprecio total por la forma le llevó a realizar objetos por medio de la acumulación de capas de colores. Un informalismo donde la figura humana aparece deformada y en una situación dramática.

En 1950 se trasladó a París y durante la siguiente década, con la ayuda del crítico Michel Tapié comenzó a ganar reputación internacional. Appel pasó largos periodos en los Estados Unidos y llegó a ser uno de los más grandes exponentes de la Abstracción Expresiva. En sus últimos años cambió a un lenguaje mucho más suave acercándose a la Hand Edge Painting.

En Appel la figuración se suprime a favor de los valores expresivos de los materiales y de la aplicación del pigmento. Se busca una recuperación de los mundos interiores del ser humano a través de una mirada ingenua. La energía invertida en el proceso de creación hace que el método de trabajo del propio Appel sea calificado a menudo de ‘orgiástico’.