8 feb. 2009

Artista del mes: Alexandre Madureira

El Museo Imaginario I

El Museo Imaginario, obra de André Malraux (Francia, 1901-1976) ha sido el libro que ha inspirado a Alexandre Madureira para desarrollar todo un conjunto de obras donde las letras del novelista francés se ven reflejadas en los lienzos del portuense.

El museo no conoció ni paladio, ni santo, ni Cristo, ni objeto de veneración, de semejanza, de imaginación, de decoración, de posesión, sino imágenes de cosas, diferentes de las cosas mismas, sacando de esta diferencia específica su razón de ser”.

Malraux expone claramente su teoría: El museo ha provocado la transmutación de un valor estético. Antes de la creación de los museos, las obras de arte estaban ligadas a unos lugares concretos (ej. una estatua gótica a una catedral), pero con la creación de los museos y las emergentes ideas de preservación patrimonial, se produjo el aislamiento y la descontextualización con la excusa de una mejor apreciación.

¿Qué es un museo? Una colección de piezas de unidad cuestionable que sólo mediante un esfuerzo intelectual podemos interrelacionar y elaborar un discurso coherente. En ocasiones podemos preguntarnos que hace una máscara africana y una pintura renacentista bajo el mismo techo, ¿qué las une? El cuestionamiento no tiene fin, y cada época y cultura le puede dar una respuesta, siempre incompleta.

Pero Malraux también hace hincapié en la función que en su época había tomado la obra de arte al ser introducida en el museo, es decir, el museo había liberado de sus funciones a la obra de arte, como dijimos anteriormente, pero el francés va un paso más allá al decir que el Retrato del Duque de Olivares, ya no era más que un Velázquez, perdiendo importancia la identidad o genialidad de la persona representada, reduciendo el valor del cuadro al artista que lo pintó. Teoría que por supuesto podemos transponer a la actualidad, un Bacon es un Bacon y un Antonio López es un Antonio López, ¿nos interesa lo representado o quien lo representó?

Este 'cambio de función' de la obra de arte es consecuencia del entorno contemplativo de la obra dentro de un museo. La obra ha sido trasladada del lugar para el que fue concebida, ha sido colocada en un lugar diseñado para su exhibición. Y el espectador es, en numerosas ocasiones, incapaz de detenerse a pensar cómo serían las Meninas en su salón original.

Ahora bien, ¿en qué punto se sitúa Alexandre Madureira? Sus cuadros liberan a los originales de las ataduras históricas y estilísticas, el portugués hace de cada obra un mundo lleno de referencias a escuelas diferentes y a iconos contemporáneos. Reinterpreta obras características de la Historia del Arte. Una reinterpretación personal, contemporánea y llena de alegorías que el espectador ha de descubrir como un gran crucigrama. Hace guiños evidentes mostrando dentro de una misma obra características o personajes de otras. Una visión personal sobre obras universales.

Su Museo Imaginario se compone a día de hoy de siete obras, pero Alexandre ya tiene en mente las que ampliarán a 10 la colección. Hasta el momento las obras son:
  • El almuerzo en la hierba, de Monet. Le joie de vivre (“Lunch on the Grass”) Obra vendida.
  • Expulsión del Paraíso, de Miguel Ángel. Run rabbit run dig that hole forget the sun (“Adam and Eve”)
  • Las Meninas, de Velázquez. Wish you were her (“Meninas”)
  • Venus y Marte, de Botticelli. Foi por vontade de Deus (“Venus and Mars”)
  • La noche estrellada, de Vincent Van Gogh. Wake...from your sleep (“Starry-Night”)
  • El Beso, de Gustave Klimt. OH my lover (“Kiss”)
  • El sueño de la razón produce monstruos, de Francisco de Goya. ("Está um rapaz a arder em cima do muro")

Las tres próximas interpretarán las siguientes obras:
  • El Grito, de Edvard Munch.
  • Las Señoritas de Avignon, de Pablo Picasso.
  • Retrato, de Caravaggio.
¡Mañana más!

2 comentarios :

Juan Pablo dijo...

se agradece este tipo de blog, que nos hace aprender y querer más sobre cosas que de pronto estan tan alejadas de la población común.

saludos

Entre mil recuerdos y un olvido

Pilar dijo...

Juan Pablo: Gracias por tu visita y comentario. Ojala enmiendes ese rumbo con mi blog y puedas ver el arte desde otra cara del dado :D

Saludos, Pilar.