8/5/2012

¿Qué pasa con la #cultura en #valencia?

En Valencia suceden algunas cosas insólitas en cultura. Insólitas porque mezclan cultura, política y "amiguismos extremos". Por ejemplo, titular del diario El País: 

Ver noticia









Dicho desfile se celebró el 20 de abril, justo dos días después de inaugurar la muestra D’aigua, terra i foc del mallorquín Guillem Nadal, una muestra compuesta por siete lienzos de gran tamaño, dos instalaciones metálicas y numerosas esculturas de pequeño formato. Apenas dos días después parte de la exposición tuvó que ser desmontada -aunque se mantuvieron algunas piezas como fondo decorativo del desfile- para acoger la pasarela de moda, por tanto la exposición no se podía visitar y, por lo visto desde el Ayuntamiento no habían informado al artista de este "parón". 

Como era de suponer, Guillem Nadal quiere retirar sus obras de inmediato ante la falta de respeto por parte del Ayuntamiento, a quien además quiere demandar por los daños sufridos. Desde el Ayuntamiento, el responsable de la programación de la sala, Vicente Colom indica que los actos coincidían en la agenda, y que al ser un desfile a beneficio de la Fundación Dasy, nunca pensó que tuviera que avisar al artista llegando a recalcar "La próxima vez exijo por escrito que no monten una fogatina como esta".

Me pregunto si no era posible inaugurar después o no había otro lugar en la ciudad para hacer un desfile de moda que en mitad de una sala expositiva? Me cuestiono el respeto que tienen desde los altos mandos del Ayuntamiento hacia las obras y los artistas. Porque como dice M. Elena Vallés en el Diario de Mallorca "Para entender la gravedad del asunto, pongamos un símil: esto es como si un editor decidiera, sin el visto bueno del escritor, cambiar párrafos de sitio y arrancar páginas de un libro que ya se ha publicado. Un presunto delito contra la propiedad intelectual y los derechos de autor". 


Pero parece que no pasa nada, el propio Ayuntamiento se camufla entre carteras de dinero, trajes de moda y Elnett. Por lo visto las damas de la tercermundista burguesía valenciana practican actos de caridad y no se cuestionan si un museo es un espacio público o un salón para que las damas del PP puedan celebrar sus desfiles de moda.  

Y lamentablemente ésta es sólo una de las perlas que Valencia atesora. Hay otra más grave aún, el estado de abandono y degradación que sufre el Museo de Bellas Artes de Valencia, San Pío V, quizás una de las mejores pinacotecas de España tras el Museo del Prado. 

El Museo es Bien de Interés Cultural y por tanto un lugar protegido por la Ley de Patrimonio Valenciano, pero que en la actualidad no goza de tal protección. Este edificio es titularidad del Ministerio de Cultura, pero la gestión está transferida al gobierno valenciano. El colectivo Cercle Obert ha interpuesto una denuncia ante la degradación y destrucción de la pinacoteca dado que el Ministerio de Cultura dotó, en la pasada legislatura, de 4,5 millones para las tareas de mejora del edificio, pero el Ayuntamiento valenciano se negó a conceder la licencia de obras en represalía por la anulación del Plan del Carbanyal, por parte del Gobierno central, al considerarlo expolio.




La realidad es que tanto la fachada -cubierta por mallas metálicas debido a posibles desprendimientos- como el interior -con goteras, inundaciones, humedades, paredes desconchadas, suciedad- necesitan un profundo proceso de rehabilitación. No olvidemos que las goteras están en salas donde se exponen obras de arte, con el peligro que esto supone.

Pero esto, tampoco es importante, y es más placentero 'inventarse' en un pasillo una sala y llamarla 'Galería Benlliure'. Eso es lo que ha ocurrido en el mismo museo y alegan que "no es un cambio de discurso museográfico", sino una "readaptación" del mismo para "poner en valor sus fondos" y "ayudar a recordar que es la segunda pinacoteca de España". Este año 2012 se cumple el 150 aniversario del nacimiento de Mariano Benlliure y para "hacer ver que se le recuerda" lo mejor es cambiar de nombre a la "Galería de Escultores". Un espacio de tránsito entre las salas de exposiciones temporales, el salón de actos, la cafetería y la tienda, es decir, el lugar idóneo por su inconcreción y su complejidad: entre puertas, escaleras y cristaleras. Dado que en ese espacio ya Benlliure era el más representado, ahora se ha decidido retirar las obras del resto de autores, dejar solamente las suyas y cambiar el nombre ¡y así nos sumamos al año Benlliure! Lo mejor de todo es que aunque "su año" es este 2012, las dos exposiciones más importantes se harán en 2013. 

Con esta situación es inevitable que me venga a la cabeza la gran Ciudad de las Artes y las Ciencias, el gran complejo insostenible al que el Ayuntamiento ha cedido tantos millones de euros y, sin embargo, da la espalda a pinacotecas que necesitan muchísimo menos presupuesto. Todo ello refleja el caos institucional y la ausencia de respeto cultural que se da en el gobierno valenciano.

Y si os habéis quedado con ganas de más... visitad 'El Gran Hermano del Patrimonio Valenciano'.

3 comentarios:

Santiago Gómez Carreras dijo...

Es una lástima, pero es cierto.
En Valencia por desgracia nos estamos malacostumbrando a este tipo de espectáculos.
Como valenciano y artista, tambien me ha tocado sufrir alguna que otra jaimetada.
Es decepcionante que disponiendo de gran potencial humano, tengamos gestores que politicen, y mal interpreten la cultura. Y sí es una lástima que los mejores directores y conservadores de museos, siendo valencianos, muchos de ellos trabajen fuera de nuestra comunidad.
Pero es esta la ciudad en la que nos toca vivir, y además nos encanta. Y poco a poco la gente se está moviendo, y hay mucha más cultura, y exposiciones que salen fuera de lo estitucional, y nos hace un poquito más grandes.
Gracias una vez más por tu entrada.
Y por difundir lo marciano, para que no vuelva a pasar, y si pasa se denuncie como se merece.
Saludos

marvilla dijo...

Muy bueno Pilar! Hay que divulgar estas realidades tan lamentables.

Pilar dijo...

@Santiago Gómez. Pues me alegra que tú, siendo de allí comentes la realidad de la ciudad de Valencia. Ojalá las cosas mejoren, se entienda la cultura y se aleje de las políticas institucionales que se imponen tan gravemente. Gracias a tí por comentar Santiago, deberíamos sacar a la luz estas 'malas prácticas' guardarlas en el cajón no sirve de nada :(

@Marvilla. Gracias ;-) se hace lo que se puede!

Saludos, Pilar.