12/6/2012

Harijs Brants, la magistralidad de un carboncillo

Os pido disculpas, porque sé que últimamente no actualizo el blog con la asiduidad a la que estabais acostumbrados, pero es que no dispongo de mucho tiempo. Y me da rabia, porque quiero escribir un montón de cosas de los últimos meses, de mi visita a Londres, de SWAB, de LOOP, etc. Intentaré poco a poco ir compartiendo las 'perlas artísticas' que he descubierto en este tiempo.

Y recordad 'no me olvido del blog, lo que pasa es que los días sólo tienen 24h' :-) 

Para compensarlo, comienzo con Harijs Brants (1970), lo descubrí en esta edición de SWAB en la galería Maksla XO de Letonia y me encantó. Creo que no he visto unas obras de carboncillo sobre papel tan magistrales. Harijs trabaja de noche. Quizás eso lo explique todo. Consigue a través de la monocromía del carboncillo crear impactantes retratos de personajes aislados, que no dejan de mirarnos. Realmente las fotografías no hacen justicia, ¡estas obras hay que verlas en vivo!






3 comentarios:

Iraide dijo...

Madre mía, estoy impresionada... puedes pasar largos minutos observando este trabajo... Gracias Pilar!.

Por cierto: con eso que dices que los días sólo tienen 24h y no da tiempo a nada, fíjate que he escuchado recientemente que debido al cambio de frecuencia de la Tierra... etcblablaetcetc... ahora los días pasan más rápido porque en realidad tienen 16 hrs! ! Ahí es nada! ;-)
Bueno, aquí seguiremos echando un vistazo a las cosas que vayas descubriendo.

bubbles on my planet dijo...

es increíble las miradas y los detalles que consigue, parecen fotos no obras hechas con carboncillo, impresionante!! bss :)

Pilar dijo...

@Iraide. De nada, realmente un trabajo increíble, de esos que cuesta olvidar y se te quedan retenidos en la memoria :-) No me digas que aún tendré menos horas, en realidad ya lo estoy notando desde hace tiempo. No puedo hacer todo lo que quisiera :( Gracias por tu fidelidad :-)

@bubbles on my planet. Exacto, es tal la calidad que podrían parecer fotografías, pero no, todo carboncillo, un grande!!!

Saludos, Pilar.