16 dic. 2006

Entrevista a Cristina Buendía

“Pienso que hay que desmontar muchos mitos que están asentados sobre qué es la mujer y cuál debe ser su papel”.

Cristina Buendía es una artista granadina, que a pesar de su corta edad ya presenta un extenso currículum de trabajos y de obras realizadas, así como participación en numerosas exposiciones, entre las que destaca la itinerante Cárcel de amor.

Texto: Pilar D.M
Fotografías: Cristina Buendía

Háblanos del proyecto Cárcel de amor comisariado por Remedios Zafra, y celebrado en el MNCARS en 2005 ¿en que consistió el proyecto?

El proyecto trataba sobre la violencia de género y era una propuesta híbrida entre cine y net.art. Que yo tenga conocimiento, fue una de las primeras exposiciones que el MNCARS hacía sobre net.art. Es un poco “triste” que el net.art tenga que ser como apoyado con la presencia de videos, pero aparte de la exposición en sí, se hicieron también conferencias y unas cuantas performances, así que fue como una propuesta muy multidisciplinar. Como ya he dicho, la propuesta hablaba sobre la violencia de género y las diversas maneras de verla, desde diferentes disciplinas artísticas, lo cual creo que fue muy interesante. Ahora espero que el MNCARS dé más espacio a las obras de net.art, tras la amplia reforma del museo, a ver si se animan también a acoger obras digitales, mas multimedia y net.art porque en video si que ponen interés.

La obra que presentaste en Cárcel de Amor, fundamentalmente fue la de No-Pasatiempo, ¿podrías comentarnos un poco de esta obra?

La obra habla sobre la violencia de género, y básicamente mi intención era que la gente viese que posición toma la sociedad respecto a este tema. Cuando me plantearon hacer una obra sobre este tema, me di cuenta de que cuando se habla de ello o se intenta hacer obras de arte con la violencia de género como referente, se habla demasiado de lo que son las heridas, la apariencia visible, el estado en el que queda la víctima. Pero creo que hay que ir un poco mas allá y ver por ejemplo que posición tienen las personas que están casi en tercera persona de eso, cuando pasan estas cosas siempre se dice, “bueno la víctima tiene que denunciar”, etc, pero también creo que hay una posición demasiado quieta de lo que es, la sociedad tiene que darse cuenta y ayudar. Muchas veces los vecinos no deberían de taparse de esa manera los oídos, y hay que estar un poco más ahí y ser un poco consecuentes.
A grosso modo, de todas tus obras, en general ¿Qué te gusta plasmar?, ¿te basas en la vida?, ¿qué quieres reivindicar en general?

Normalmente la temática que utilizo versa sobre el feminismo o sobre cuestiones de género porque creo que falta un ámbito visibilizador. Son temas que hay que seguir presentado para abrir un poco los ojos a la sociedad sobre qué queremos las feministas o ciberfeministas. Pienso que hay que desmontar muchos mitos que están asentados sobre qué es la mujer y cual debe ser su papel.
¿Me puedes explicar un poco tu último proyecto Multi gender?

Recientemente he estado trabajando en un proyecto sobre el género, y mas concretamente en como están articulados y montados los sexos, los roles, etc. Trabaje sobre las pequeñas performances diarias que todos tenemos, como puede ser sentarse, estar de pie, como colocamos nuestras manos, etc, y partiendo de ello realice una especie de mapa o archivo de diferentes comportamientos que hombres y mujeres tienen en su vida diaria. Para ello tomé una modelo que tenía los genitales “borrados” por maquillaje, fotomontaje digital, etc, y carente de pechos y de cualquier signo genital. La propuesta creó extrañamiento, porque en principio no se reconocía si era mujer u hombre y al ver cómo se movía se producía una gran contradicción.

Me gusta el hecho de romper con el mito de los roles, con el hecho de que por pertenecer a un sexo, aparte de tener una “apariencia” estándar, también parece que conlleva un comportamiento diferente al del otro sexo. Por ejemplo desde que eres pequeño, y sobre todo en el sexo femenino, cuando estas sentada ya te dicen “así no se sientan las señoritas”, “debes comportarte así”, o “una señorita no tendría hacer eso”, era una manera de romper con todo eso.

Ahora mismo algún sueño por cumplir…

Me gustaría seguir trabajando como artista, o tener alguna implicación en el mundo del arte, aunque creo que como artista joven siempre es una tarea demasiado ardua porque es complicado compaginar tu trabajo laboral con tu carrera como artista, porque muchas veces si no trabajas en algo que este muy relacionado con el arte, como pueda ser la docencia, etc, es difícil de llevar, aunque supongo que tienes que ser muy famoso o tener un tipo de arte que sea bastante vendible o comercial como para poder vivir de él.