25 mar. 2012

Javier Celán

Diario de una vida imaginada
 
Quizás no debí marcharme sin decir nada, quizás tendría que haberme sentado frente a frente a escuchar lo que sentía en el silencio de una habitación a media luz.




No fue una huida, sólo necesitaba encontrarme en otra forma de expresar, ya que las palabras no eran suficientes para comprender lo que quería contar…

En esa búsqueda reconocí en los álbumes de fotografía momentos que hablaban de mí, del tiempo y su memoria, de lo que ocurrió.

Decidí buscar imágenes de las personas y lugares que han habitado mi vida, sus círculos, sus huellas…También los objetos, los libros, las cartas, los sueños, todo lo que me ayudara a construir un diario visual.



Somos nuestros recuerdos… Pero éstos a menudo están llenos de huecos, de tachaduras, de momentos a los que no queremos regresar.

Conforme fui sumergiéndome, pude ver que quedaban espacios en blanco que no sabía descifrar y opté por utilizar fotografías de momentos, personas y lugares, ajenos a mí, pero que ayudaran a explicar que entre lo real y lo imaginado existe un lugar en el que puedo respirar otra verdad, una verdad visual.





Esta dulce trampa se abre y juega creando otras vidas, otros mundos… de días que nunca viví, pero que siento que hablan de mí.



Más información sobre Javier Celán
Texto: Javier Celán

5 comentarios :

Juan jnarte.com dijo...

Hola, unas imágenes muy interesantes, y bonitas

Anónimo dijo...

me encantaron la imagenes y el texto me parecio muy inspirador es muy emocionante leerlo grax me as hecho ver el mundo de otra manera

lucy dijo...

me parecio un tema muy lindo las imagenes y el texto re severas me encanto eres un gran fotografo y un gran escritor

seratt - mortal kombat dijo...

que bellas imágenes muy linda . .

Pilar dijo...

@Juan jnarte.com Gracias por compartir tu opinión con el resto de seguidores del blog!

@Anónimo. Jejeje, me alegro que te haya llegado tanto la obra de Javier.

@lucy. Seguro que Javier agradece tu comentario.

@seratt-mortal kombat. Gracias por tu opinión.

Saludos, Pilar