22 jun. 2014

In the Realms of the Unreal #Arteenelcine

Duodécimo domingo de la sección #Arteenelcine

In the Realms of the Unreal
Jessica Yu
2004
Mejor Documental en el Festival Internacional de Cine de Vancouver, 2004


In the Realms of the Unreal
es un documental sobre el artista outsider Henry Darger (1892-1973), un peculiar hombre que tras pasar su infancia en un orfanato y en un manicomio, huye a Chicago donde consigue trabajar en un hospital. Poco antes de morir, sus caseros Nathan y Kiyoko Lerner encontraron el gran trabajo de Henry Darger: "La historia de las Vivian Girls, en lo que se conoce como los Reinos de lo Irreal, sobre la Guerra-Tormenta Glandeco-Angeliniana, causada por la Rebelión de los Niños Esclavos" (abreviado como "En los Reinos de lo Irreal"), un trabajo de fantasía conformado por más de 15.000 páginas y cerca de 300 ilustraciones de collage, dibujo y pintura.

Una infancia compleja

En In the Realms of the Unreal, Jessica Yu opta por hacer un relato biográfico, mostrando por un lado la historia relatada por Darger en su libro mediante animación, por otro lado la relación entre el libro y la vida real de Darger y por último, contando con los testimonios de personas que conocieron a Darger, entre ellas, sus vecinos.

La película comienza narrando la dura infancia de Darger, quien con 4 años presencia la muerte de su madre mientras daba a luz a su hermana, dada en adopción y a la que nunca llegó a conocer. Hasta 1900 Darger vivió con su padre, quien era cojo pero ejercía el oficio de la sastrería, gracias a él Darger sabía leer periódicos, por lo que cuando ingresó en la escuela lo adelantaron dos cursos.

Cuando Darger tenía 8 años su padre enfermó y se trasladó a vivir a la casa de la Misión Católica de San Agustín y Darger fue enviado a un orfanato. Tras su paso por el orfanato fue a una escuela pública donde le conocían por los extraños ruidos que provocaba para hacerse el gracioso. Ruidos que acababan molestando en muchas ocasiones a sus compañeros por lo que Darger estaba constantemente sumido en peleas. Finalmente le expulsan del colegio por considerarlo un loco e ingresa en un manicomio infantil de Illinois, con el diagnóstico de que su corazón no estaba en el lugar correcto, un eufemismo de la época para referirse a la masturbación. Allí paso su adolescencia, trabajando en una granja del estado, donde ante cualquier desobediencia, recibía severos castigos. Durante su estancia en el manicomio, le comunicaron que su padre había fallecido. Tras varios intentos de fuga, en 1908 logra escapar y encontrar un trabajo como limpiador en un hospital católico de Chicago.

En la ciudad, Darger encontraba consuelo en los libros, pero él quería contar su propia historia. Con apenas 17 años, en 1909 empezó la tarea que consumiría su vida: escribir e ilustrar una novela épica de 15.000 páginas In the Realms of the Unreal. Sin conocimientos artísticos, comenzó a inventarse sus propias técnicas, empezó a coleccionar imágenes de revistas, periódicos y cómics, con el tiempo encontró la manera de ilustrar su libro con esas imágenes experimentando con técnicas como incrustaciones, collage, copias o trazados. Poco a poco sus dibujos fueron ganando en calidad, y siguió perfeccionando e inventando sus propias técnicas, pintando cada vez más rápido.


En 1917 le reclutaron para el ejército, cuando EEUU entró en la Primera Guerra Mundial, no le gustaba estar allí, especialmente por lo que había dejado fuera, y aunque nunca presencio ninguna batalla, acabó exagerando un problema de visión para dejar el ejército y volver a su trabajo en el hospital.
A lo largo del documental Jessica Yu se hace eco de la profunda fe de Darger en la religión, hecho que le llevaba a asistir a misa a diario y a vivir una vida casi de ermitaño.

Durante 43 años ocupó un dormitorio donde imaginó y escribió su gran obra encuadernada en quince inmensos volúmenes. Tras su jubilación y estando enfermo, sus vecinos le ayudaron (le bajaron el alquiler, le daban de comer, le acompañaban al hospital, etc.) mientras Darger intentó seguir con su obra, pero tenía problemas de vista y acabó siendo trasladado al igual que su padre a la casa de la Misión Católica de San Agustín. 


Poco antes de su muerte sus vecinos descubren sus diarios, una autobiografía y una novela de 15.000 páginas, en su habitación junto con centenares de pinturas, algunas de más de 3m de ancho. Un descubrimiento que les deja muy sorprendidos ("Le veíamos rebuscando en la basura, no sabíamos que la convertía en arte", afirma una vecina de Darger en el documental), ya que desconocían lo que Darger estaba haciendo en su habitación, siempre estaba solo aunque a veces escuchaban diversas voces y parecía que Darger tuviera invitados, pero en realidad era él mismo interpretando diversos papeles. 

Su gran obra: La historia de las Vivian Girls, en lo que se conoce como los Reinos de lo Irreal, sobre la Guerra-Tormenta Glandeco-Angeliniana, causada por la Rebelión de los Niños Esclavos


La mayor parte del libro narra las aventuras de las hijas de Robert Vivian, siete princesas de la nación cristiana de Abbieannia que lideran una rebelión contra la esclavitud infantil impuesta por John Manley -un chico de su colegio- y los Glandelinian, su ejército. Dentro de esta mitología creada por Darger existe un planeta alrededor del cual orbita la Tierra y una especie llamada los "Blengigomeneans", unos seres alados gigantes con cuernos curvados que a veces adquieren forma humana, incluso aparecen disfrazados de niños. 

A lo largo de sus páginas, Darger plasma una historia de fantasía donde mezcla por un lado idílicas escenas de interiores y paisajes llenos de niños y criaturas fantásticas, y por otro lado escenas de terror, torturas y masacres.


Los niños son claves en esta novela, para Darger los niños siempre son las víctimas, los muestra como mártires heroicos, como los primeros santos. Por ello es lógico que su fuente de inspiración fueran imágenes de niños que aparecían en revistas y periódicos. En este aspecto, Jessica Yu menciona el retrato de Elsie Paroubek, una niña que en 1911 fue asesinada con cinco años y cuyo caso tuvo gran cobertura en la prensa de la época. Su foto, formaba parte del archivo personal de recortes de Darger y Elsie es representada como Annie Aronburg, líder de la primera Rebelión de Niños Esclavos.

Pero aparte de las imágenes que coleccionaba, Darger quiso adoptar un niño para que le inspirase, sin embargo, su petición fue denegada y siempre maldijo esa resolución.

La gran mayoría de los personajes que Darger representa son niñas, las representa llenas de coraje y valentía. Sin embargo, se ha abierto un debate sobre la aparente condición transgénero que muestran ya que Darger las dibujo con penes. Según su biógrafo se debe a los problemas de la niñez de Darger con la identidad de género y la homosexualidad, según sus vecinos, siempre será un misterio. 


Cuanto más se alargaba la novela, más compleja se volvía, Darger llegó incluso a componer la música para los himnos y cantos de batalla, además iba listando todo lo ocurrido en la guerra: víctimas, coste, nombres de los generales -a los generales cristianos les ponía nombres amables, mientras que a los enemigos glandelianos les ponía motes-, etc.

Darger planteó un doble final para la novela, por un lado las Vivian Girls y el cristianismo salen triunfantes y por otro lado son derrotadas y el reinado Glandelinian queda sin Dios. ¿Por qué hay un doble final? ¿No creía Darger en los finales felices? Este es otro de los misterios que nos dejó Darger.

En definitiva, Darger vivía en su mundo, al que llamo "Los reinos de lo irreal", un mundo que se había creado en su dormitorio, el espacio donde tenía el poder, donde tenía discusiones entre varios personajes, el espacio donde él ponía las reglas. Cada noche entraba en un mundo dónde todo era posible.

Tras su muerte, los caseros decidieron compartir las obras que descubrieron, preservando su habitación y su contenido, desde entonces las obras han sido expuestas y coleccionadas mundialmente. El dormitorio fue desmantelado en el año 2000.



5 puntos clave de In the Realms of the Unreal:

· Dificultad de hacer un documental de una persona que llevó un estilo de vida solitario, que no hablaba con nadie -según sus vecinos- y del que no había más información que su propio libro y tres fotografías.
· Valor de hacer un documental de un artista outsider conocido por el descubrimiento póstumo de su novela.
· Interés de Darger en la defensa de los niños, junto con William Schloeder, único amigo conocido de Darger, quisieron formar la "Sociedad Protectora de los Niños", pero Schloeder dejó Chicago en la década de 1930 y la idea nunca llegó a realizarse.
· Autodidacta, sin conocimientos artísticos, y basándose en el material que encontraba en la calle, Darger comenzó a crear collages para su novela. Ahora, su obra se encuentra entre las obras más cotizadas del arte outsider
· Aparte de su gran novela, también se encontraron reportes meteorológicos que Darger hacía comparados con los que daba el hombre del tiempo, analizando que no se cumplia lo que decía, tomó nota por tanto de los errores del hombre del tiempo durante 10 años.




No hay comentarios :